AFLUENTE DE LAS GORGAS DE SAN JULIAN

Domingo 22 de enero.

En este fin de semana recordamos a unos “pioneros de los 90”, pues hemos descendido dos de sus hijos paridos: ayer Aguacay y hoy el Afluente de las Gorgas de San Julián, Tato, Pedro, Olga, y Ramón, va por vosotros y gracias por descubrirnos este rincón. Un saludo desde aquí.

Salida anfibia de los tritones. El tiempo que hace (nieve por favor!!!!!!!) nos ha impedido sacar a pasear las “focas”, así que aprovechando un día de lujo, despejado e incluso caluroso, nos adentramos con bastante acierto en este descenso poco reseñado, suponemos que apenas descendido, pero no por ello carente de valor, sobre todo con unas vistas durante la aproximación que ya de por si hacen que el día merezca la pena. Entre todos vamos sacando la aproximación sin problemas (casi dos horas) y en cuanto vemos por fin el barranco, vemos las pequeñas pozas con agua de color sospechoso, que más tarde comprobaremos que está casi putrefacta, con el olor característico del perfume “eau de barranc”. Con más o menos ayuda, conseguimos evitarlas todas, Inazio no quiere mojar las botas de montaña que le han traido los reyes magos. Alguno se pone el peto por evitar alguna rozadura pero más tarde se darán cuenta que lo que han conseguido es pasar más calor en este día.

En varias ocasiones los buitres nos sobrevuelan buscando quizás el almuerzo, el sonido de su planeo sobre nuestras cabezas hace que las giremos para verlos, pero hoy decidimos no darles motivos para comer, tendrán que buscar en otro sitio…

Un pequeño rápel, unos destrepes y llegamos a la vertical que encadena ya sin descanso todo el descenso. Las instalaciones en buen estado, recuperaciones sin problemas y unas vistas hacia abajo que impresionan.

Descenso deportivo, paisaje inmejorable y además cumple de sobras lo que ya casi parece requisito para nuestros descensos, solitario. Sólo hemos visto paseantes que se dirigían hacia el Belén de las Gorgas y ya en los dos últimos rápeles nos hemos convertido en el objetivo de sus cámaras.

Terminado el último volado, sonrisas de satisfacción (incluso de alivio) nos felicitamos por este barranco que estamos dispuestos a repetir (Inazio, creo que este no lo podemos incluir en el libro que tenemos que escribir…).

Ya sólo queda llegar a la ermita, que por la información que hemos encontrado de este barranco, es lo que más miedo nos da, no queremos acabar enzarzados y lo logramos sin apenas esfuerzo y con el objetivo cumplido de salvar nuestros cuerpos de los arañazos de la naturaleza salvaje en este punto.

En la pequeña explanada de la ermita un par de grupos comiendo al sol que calienta con toda su fuerza (de nuevo comentamos que no podemos creer que estemos en enero) dónde hoy nos harán la foto de grupo.

¿Por qué no se nos había ocurrido antes venir aquí? No lo sabemos y no será que no hemos pasado todos muchas veces por delante, lo que si estamos convencidos es que algún día tendremos que volver.

Llegamos a los coches, felicitamos a nuestros amigos (enhorabuena) y nos separamos de Inazio y Make, para irnos a comer unas tostadas de “dos palmos”, que nos las hemos ganado.

Ya solo queda preparar la próxima anfibia, que empezamos a darle vueltas a la cabeza dónde será, pero eso será otra historia que contaremos, “Pero hoy, no. Mañana…..”

Integrantes: Inazio, Make, Toni-tritoni, Angelique, Javinox y Javitri(tón)

Bibliografia: Sierras de piedra y agua de Enrique Salamero




video



Proponemos el acercamiento por la pista y el camino posterior que viene de Lierta, no por el del camino original a las Gorjas de San Julian por el otro lado del barranco, de esta forma se aprecia mejor la aproximación que adjuntamos.

















Aparcamiento del coche y comienzo de la excursión (aventura).......



Ver Afluente Gorgas S.Julian en un mapa más grande

1 comentario:

  1. felicitaciones Javi, muy bien currada la piada. Hay que darle vidilla al blog aunque estemos fuera de temporada. aunque ahora ¿cuándo es la temporada?

    ResponderEliminar