El hombre rana y la ranita perdida


























Habia una vez una ranita que vivia en un barranco, en un lugar muy bonito con vistas hacia unos imponentes Mallos. Ninguno conociamos el lugar pero esto no nos hizo dudar ya que teniamos ganas de vivir nuevas aventuras. Negros nubarrones se ceñian sobre nuestras cabezas y todo hacia presagiar lo peor. ¿ Conseguiríamos sortear las dificultades y no enfurecer a los espiritus de la montaña?

Con todos los pertrechos y provisiones que creiamos necesarios fuimos acercandonos hacia aquel fabuloso torrente, escondido en ese gran peñasco donde habita el quebrantahuesos que nos observaba imponente desde las alturas. Aquel cauce al principio seco y amplio se fue poco a poco estrechando hasta convertirse en una grieta profunda y vertical.

Entonces tuvimos que utilizar nuestras sogas para continuar descendiendo, sin mirar atras, como presos de un encantamiento y ya nada nos permitiría retroceder sobre nuestros pasos.

Pronto todo cambio y los espiritus de la montaña se enojaron por nuestra osadia. El cielo se torno mas oscuro, rayos, truenos, el cielo empezo a escupir lluvia y aquel barranco seco cobró vida. El agua comenzo a fluir y a saltar en forma de cascadas, aquella ranita que habitaba el lugar fue arrastrada irremediablemente hacia el abismo, mientras nosotros agazapados en una repisa esperabamos que pasara la tempestad y llegara la calma.

Al final se hizo la luz , cruzamos aquellas aguas verde esmeralda y poco a poco fuimos dejando atras la montaña mágica.
video

3 comentarios:

  1. ...... entonces me acerque, cerré los ojos y bese suavemente la ranita, el hechizo desapareció y cuando abrí de nuevo mi preciado sentido creyendo encontrar a la bella princesa del lago encontré mis labios ....... pegados al ¡¡ bigote de Tirso!! . ¡¡Joder como cambia el cuento!! Que impresión, ¡¡ La cabeza mese seque !! y que venga el dragon de S.Jorge a sacarme de este atropello.
    Recreación de “la Bella Durmiente” adaptado para “los Tritones ....” por Inazio el “Tritonudo Mayor de la Gallegera”

    ResponderEliminar
  2. Me habéis dejado impresionado, ya no se porque más, si por el entorno privilegiado del que habéis disfrutado, por el descenso en condiciones poco habituales o por el bello relato de la experiencia.

    ¡Yo también quiero...!

    Gracias por compartirlo con nosotros

    ResponderEliminar
  3. Soy el vigilante del pantano de vadiello!!.Sí!!, llevo bigote y tricornio, y sí!! estoy tras la pista para pillaros. Hay pruebas,vídeos y testigos. La ranita me lo conto todo!!.Habeís sidos malos...muy malos. Ja,ja,ja.

    P.D:Pero a que lo pasamos bien!!

    ResponderEliminar